18.7 C
Caracas
jueves, abril 18, 2024

La Duma vota mañana la reforma constitucional "exprés" de Putin

MOSCÚ.- La Duma del Estado, la Cámara de Diputados de Rusia, votará mañana martes en segunda lectura la reforma constituci
onal «exprés» propuesta por el presidente Vladímir Putin, que para sus detractores es solo una maniobra para perpetuarse el frente del Kremlin.
En los veinte años que lleva en el poder, Putin ha pasado de ser un ardiente defensor de mantener inalterable la Constitución de 1993 a proponer una serie de enmiendas para adecuarla, según sostiene, a los cambios que han tenido lugar en el país.
Las modificaciones que serán aprobadas sin dilación por un legislativo controlado ampliamente por el oficialismo, incluyen en el texto de la Constitución la figura de Dios, el matrimonio como la unión de una hombre y una mujer o la prohibición de ceder territorios a otros países.
«PUEBLO FUNDADOR DEL ESTADO»
Además, las enmiendas propuestas incorporan el concepto de «pueblo fundador del Estado» al señalar que su idioma, el ruso, es la lengua oficial del país.
«No le veo perspectivas positivas a que la Constitución contemple el concepto ‘pueblo fundador del Estado’ en relación a una sola nación», dijo el mufti de la república rusa de Tatarstán, Kamil Jazarts Samigullin, que advirtió de que esta innovación podría tener «consecuencias irreparables».
Hay quienes, como el polítologo Andréi Danílov, considera que la aprobación de estas enmiendas es plantar una «bomba de acción retardada» en los cimientos del Estado.
«Creo que a los representantes de los cerca de 190 pueblos que viven en Rusia les será muy desagradable considerarse ‘no fundadores del Estado’, lo que fortalecerá las tendencias hacia el empeoramiento de la relaciones interétnicas», dijo Danílov, de etnia yakuta, a la agencia Regnum.
RECHAZO DE LA OPOSICIÓN EXTRAPARLAMENTARIA
Desde la oposición extraparlamentaria el rechazo al paquete de enmiendas constitucionales de Putin es prácticamente unánime.
«En lugar de un Estado democrático, social, que refrenda la actual constitución, al país se le impone ilegalmente un modelo ilegítimo de Estado burocrático, corporativo, de corte mafioso, con una ideología de patriotismo demagógico», así definió la reforma el fundador del partido liberal opositor Yábloko, Grigori Yavlinski.
Para el politólogo Andréi Piontkovski, las numerosas y variopintas enmiendas propuesta por Putin solo buscan distraer la atención de la principal modificación: la que establece que el presidente de Rusia no puede ejercer el cargo más de dos mandatos, a secas, sin el adjetivo «consecutivos».
Según la actual redacción de la Constitución, Putin no puede presentarse a la reelección en 2024, cuando concluye su segundo mandato consecutivo y cuarto en total, pero la innovación -advierte Piontkovski- le permitiría postular a otros dos períodos, ya que supondría borrón y cuenta nueva.
VOTACIÓN EN PAQUETE
El paquete de modificaciones anunciado por Putin en enero pasado no requiere la aprobación por los ciudadanos en las urnas al no afectar los capítulos fundamentales de la Constitución, pero el presidente ruso ha convocado una votación nacional para el próximo 22 de abril.
Aunque para entonces el Parlamento ya habrá aprobado las enmiendas constitucionales, el presidente ruso ha asegurado que estas no entrarán en vigor si no cuentan con el respaldo popular.
«A nuestras autoridades les gusta tomar por idiotas a la población, pero esta vez se han superado. Organizan una votación nacional que de manera absolutamente oficial no tendrá ni el más mínimo significado», denunció el líder opositor Alexéi Navalni.
Los rusos votarán las enmiendas en bloque, ya que no se pueden votar una a una, explicó el senador Andréi Klishas, copresidente del grupo de trabajo creado por Putin para modificar la Constitución.
«Los ciudadanos deben entender que la aplicación de todas las medidas en su conjunto influirá en la calidad de vida de cada persona», dijo Klishas en declaraciones a la radio Vesti FM.
LAS ENCUESTAS
Según una reciente encuesta realizada por el centro demoscópico Levada, el 47 % de los rusos considera que las enmiendas han sido propuestas para ampliar las facultades de Putin y permitirle permanecer en el poder más allá de 2024.
Un sondeo efectuado por el gubernamental Centro de Estudio de la Opinión Pública (VTsIOM, por sus siglas en ruso) señala que el 67 % de las personas con derecho ha manifestado su propósito de acudir a las urnas.
De ellas, de acuerdo con los datos del VTsIOM, el 55 % respaldará las enmiendas.
EFE

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Recientes

Publicidad

Relacionados

Publicidad
Publicidad