20.2 C
Caracas
miércoles, mayo 31, 2023

Portugal baja nivel de emergencia, pero mantiene alerta por altos picos de temperaturas

(Lisboa, 17 de julio de 2022. EFE).- El Gobierno portugués decidió hoy rebajar de contingencia a estado de alerta el grado de respuesta frente a los incendios, aunque revisará la situación en los próximos días ante la previsión de un nuevo pico de temperaturas.

«El momento exige la situación de alerta, podemos bajar un nivel de exigencia en la movilización de recursos y recomponer los medios disponibles dadas las condiciones más favorables», dijo hoy el ministro de Administración Interna, José Luis Carneiro.

No obstante, adelantó que la situación «se revisará el martes porque está prevista una subida de temperaturas el miércoles«.

Portugal estrenó el pasado lunes el estado de contingencia, que concluirá a medianoche de este domingo y que, entre otras medidas, prohíbe realizar actividades en áreas forestales.

Unos 900 efectivos trabajan hoy en el combate a cuatro incendios activos en zonas del interior del país, aunque dos de los fuegos están en fase de extinción, según Protección Civil.

En los próximos días, se espera una situación más «calmada«, si bien la sequía extrema aumenta el riesgo de incendios, apuntó hoy André Fernandes, comandante de Emergencia y Protección Civil, que insistió en apelar a la responsabilidad ciudadana para «garantizar la seguridad de todos».

Mientras, las autoridades investigan el accidente que en la noche del viernes costó la vida a un piloto que trabajaba en tareas de extinción.

El presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, y una representación del Gobierno asistirán hoy en Lisboa al funeral de André Serra, el comandante de 38 años que pilotaba el avión anfibio de combate contra incendios que se precipitó en una zona rural del distrito de Guarda tras abastecerse de agua en el río Duero.

En los últimos diez días, los incendios forzaron la evacuación de unas 940 personas -que han regresado ya a sus viviendas- y dejaron cuatro heridos graves y 97 leves.

El fuego ha devorado 41.000 hectáreas en el país desde enero frente a las 28.000 contabilizadas en conjunto durante todo 2021.

La ola de calor que ha sacudido el sur de Europa y que ha alimentado los incendios en Portugal durante la última semana ha dejado también un exceso de mortalidad que preocupa a las autoridades sanitarias lusas: 238 fallecimientos sobre la media habitual en este periodo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Recientes

Relacionados

Publicidad