Elyangelica González: «De no haber vivido ese episodio violento, seguiría en Venezuela haciendo periodismo»

(Caracas, 24 noviembre, 2021. Redacción: Daniela Brito).- Elyangelica González, periodista y reportera de Univision se reencontró con su papá, Julio González en la sección «Familia en diáspora» de Shirley Radio.

«Tomé la decisión de salir del país mucho antes que mi hija, en el 2002 a los Estados Unidos y en 2007 regresé al país» dijo González.

El padre de la periodista expresó además que «en reiteradas oportunidades le pidió a su hija que saliera del país» debido a que «le daba miedo» las cosas a las que se exponía su hija.

Luego del episodio viral en el que Elyangelica fue golpeada por Guardias en las inmediaciones del TSJ, mientras trabajaba ella tomó la decisión de salir del país «por su estabilidad».

Elyangelica comentó que «su mamá y su papá siempre le decían que entendían su pasión por su carrera pero le pedían salir del país».

«El periodismo es un apostolado, no es algo para que te aplaudan» explicó la periodista y aseguró que de no haber vivido lo que vivió seguiría en Venezuela.

La vida de Elyangelica luego de emigrar

La periodista comentó que «era corresponsal de Univision y Caracol Radio en Venezuela» y por eso los medios conocían su trabajo y «accedieron a darle una oportunidad».

Sin embargo acotó que «hacer periodismo en Estados Unidos es muy diferente» y expresó que «lo más difícil ha sido adaptarse al idioma».

González, también recordó que «lloraba todos los días» porque sentía que «no sería capáz» y entre entender el idioma e ir aprendiendo fue logrando lo que hasta ahora ha obtenido.

«Entre caer y levantar, todos los días me levanto a hacer lo que mejor se hacer y a empezar d enuevo, porque definitivamente no estoy en mi país, aquí no tengo trayectoria» dijo la periodista.

Su padre, Julio González expresó que la salida de su hija de Venezuela «fue una oración contestada porque yo le pedía mucho a Dios que mi hija pudiese salir del país».

Además comentó que ver a su hija «tan apasionada con su trabajo» y «montada en una moto y bombas cayendo» era una oración constante.