24.7 C
Caracas
lunes, agosto 8, 2022

Gilbenia Tovar es la venezolana que hace música en las calles de Chile acompañada de su hija

(Puerto la Cruz, 15 de junio de 2022. Redacción: Saray Portillo).- Gilbenia Tovar, directora de orquesta venezolana, es la caraqueña que hace música en las adyacencias de la Plaza de Armas, centro de Santiago de Chile, acompañada de su hija de cuatro años de edad.

En entrevista con Alfredo Ramírez para el programa Espacio Acuático, transmitido por Onda 91.5 FM La Superestación, contó que inició su viaje como migrante de a pie, pasando por Colombia, Ecuador hasta que se radicó en Chile, seis meses después del nacimiento de su hija.

“Nunca imaginé que estaría tocando en las calles, después de grandes escenarios de Venezuela y el mundo”, dijo.

Por supuesto, Gilbenia deleita a los transeúntes tocando sus piezas acompañada de su pequeña. Reveló que desde que nació su hija, esta siempre la ha acompañado.

Para esta venezolana, la música la hecho crecer como persona y económicamente, en un país como Chile, en donde la gente valora mucho el arte callejero.

“La calle es buena y te permite crear lazos con las personas”, aseguró.

Indicó que en este país no ha tenido la oportunidad de ingresar al sistema de orquestas.

Nunca se desprendió de la música

Para la directora de orquesta venezolana, la música siempre fue una herramienta que le brindaron sus padres en un inicio, hasta que el Sistema Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela cultivó en ella esa enseñanza y amor.

Inició a tocar el violín a los siete años de edad, empezó con clases particulares en la ciudad de Caracas y posteriormente se mudó a Guatire para continuar sus estudios en el sistema.

“Más nunca me desprendí de la música”, mencionó.

Empezó como alumna regular, y a la edad de 15 años ya impartía clases en el mismo núcleo en el que empezó como estudiante.

Formó el primer proyecto de orquesta infantil, a partir de los 3 años en adelante, y se convirtió en directora del núcleo de Guatire.

“Es lo maravilloso que tiene el sistema, empiezas como alumno y el mismo te ofrece la oportunidad de vivir de eso”, argumentó.

Gilbenia confesó que su actual deseo es fundar una academia de música, dirigir su propia orquesta y que su hija y sobrinos sean parte de ese proyecto personal.

“Poder ayudar a otras personas a continuar en este mundo musical”, refirió.

Publicidad
Publicidad

Exclusivas

Relacionados

Publicidad