26.1 C
Caracas
sábado, octubre 1, 2022

La transición: «de Puerto de Tablas a Ciudad Guayana»

(Ciudad Guayana. 2 de julio, 2022. Redacción: Alí Urdaneta).- “Ciudad Guayana hoy cumple 61 años de fundada. Pero existe una teoría que defiende al 29 de junio de 1961 como su fecha de fundación. Ello en honor al nacimiento del Distrito Caroní”.

Sin embargo, a través del tiempo se mantiene la fecha del 2 de julio de 1961 como la de la fundación de Ciudad Guayana. Fue ese día en el que se dio el acto protocolar en el Parque La Fundación, asilo de la famosa piedra fundacional.

Dicho evento contó con la presencia de Rómulo Betancourt, para ese entonces Presidente de la República. Pero, antes de ese año, ya habría mucha más historia consolidándose en la geografía guayanesa.

Ciudad Guayana fue concebida como un escenario adecuado para el desarrollo del sur del país. | Créditos: cortesía.

Antes de Ciudad Guayana: Puerto de Tablas

En la actual San Félix existía un puerto donde se transportaba oro proveniente de El Callao y otros productos, minerales, agrícolas y ganado.

En cuanto a este último rubro, para embarcar o desembarcar las reses, se utilizaban en las embarcaciones unos tablones que complementaban la estructura del mismo. Esto dio origen a que aquel viejo poblado se bautizara como “Puerto de Tablas”.

En Puerto de Tablas, durante casi cuatro décadas, se vivió el clímax más vibrante en una zona portuaria. Aunque era un área rural, vio un gran movimiento comercial y humano.

Vapores, chapaletas, chalanas, curiaras, todas participando en una mágica dinámica que quedó impregnada en la memoria de la mayoría de sus primeros pobladores.

A Puerto de Tablas también llegaban pequeñas embarcaciones de zonas cercanas, para ofrecer queso, leche, pollo, yuca, maíz, entre otros alimentos. Estos venían del hato “La Esperanza” (hoy Los Olivos), hato “Castillito” (Castillito, Los Monos y Puerto Libre), hato “El Francés” (muelle de Ferrominera) o de las islas de Teodoro o de Fajardo.

De pocas casas y calles, San Félix giraba en torno a lo que se generaba en la Calle Orinoco, que era la zona comercial frente al río, y la Calle Bolívar, que iba en paralelo y donde existía la mayoría de las residencias y propiedades de la clase social alta. Una iglesia, una plaza, una aduana, eran las construcciones más emblemáticas de aquel pequeño poblado.

Avances a paso de vencedor

En la década de los 40′, un italiano y un cubano fueron transformando una pequeña planta eléctrica en una de 120 kilovatios. También dos generadores de 40 kilovatios para darle luz por primera vez a todo San Félix.

La planta original llegó gracias al francés Antonio Bonaz, en 1934, para ser usada como impulsora de los molinos encargados de espigar maíz, arroz, trigo. Con ella solo se beneficiaban algunas casas que pagaban cinco bolívares mensuales por cada bombillo.

En los primeros años de Ciudad Guayana, el agua para bañarse, lavar la ropa o limpiar la casa, era recogida del propio río | Créditos: cortesía

El agua potable, antes de construirse el acueducto de San Félix, se buscaba en los manantiales del sector San Rafael, la Laguna Las Delicias o en la Laguna La Esperanza, ubicada en las inmediaciones de lo que se conoce como Las Batallas.

La juventud de ese tiempo en Puerto de Tablas se enfocaba, en su mayoría, en el trabajo, pues solo existía educación primaria, ya que la secundaria no había llegado a la zona y quien la quisiera obtener debía irse a Ciudad Bolívar.

No obstante, muchas familias optaban por enviar a sus hijos a Trinidad a aprender inglés. Eso sí, quien no pudiera hacer ni lo uno, ni lo otro, tenía que aprender labores del hogar, sembrar, desgranar, moler maíz, entre otras actividades.

Fue Puerto de Tablas el origen de todo, una maravillosa transición entre el magnífico pasado de esta tierra y lo que hoy está cumpliendo 61 años conocido como: Ciudad Guayana. ¡Felicitaciones!

Publicidad
Publicidad

Exclusivas

Relacionados

Publicidad