18.7 C
Caracas
jueves, mayo 23, 2024

Sánchez y presidente de Cataluña se reúnen el 6-F en Barcelona

MADRID.- El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, se reunirá con el presidente regional de Cataluña el 6 de febrero en Barcelona, el independentista Quim Torra, en pleno debate y polémica sobre si el gobernante catalán puede seguir en ese cargo tras quedar inhabilitado como diputado del Parlamento regional.
La portavoz del Gobierno español, la socialista María Jesús Montero, que anunció la fecha de la reunión, reconoció que, pese a la pérdida del escaño, es «obvio» que Torra es a día de hoy presidente de Cataluña y que aún no hay ninguna resolución judicial que lo desdiga.
Matizó, sin embargo, que si antes del 6 de febrero se presentan novedades que se desaconsejan la reunión, «se pospondría».
La portavoz se mostró convencida de que el diálogo es la «clave» para resolver un problema «que lleva demasiado tiempo», en alusión a las tensiones independentistas en Cataluña.
Por el contrario, el líder conservador español, Pablo Casado, exigió hoy al socialista Pedro Sánchez que cese a Torra «con la Constitución» en la mano si se niega a dejar el cargo de presidente catalán y advirtió de que «no se puede reunir con él».
TORRA INHABILITADO POR DESOBEDIENCIA
A falta de determinar el lugar concreto y la hora, la fecha de la reunión se conoce después de que la Mesa (órgano rector) del Parlamento de Cataluña ratificara el lunes la pérdida del acta de diputado de Torra en aplicación de una resolución reciente del Tribunal Supremo sobre su inhabilitación.
La retirada de la condición de diputado deja en el aire su inhabilitación como presidente de Cataluña ya que, según el Estatuto de Autonomía de esta región española, hace falta ser diputado regional para alcanzar la jefatura del gobierno catalán.
La Junta Electoral Central española (JCE), avalada posteriormente por el Supremo, decidió retirar el acta de diputado a Torra por desobediencia, pues permitió la colocación de lemas y símbolos independentistas en edificios institucionales catalanes durante una campaña electoral, lo que viola la neutralidad que marca la ley en estos casos.
La decisión de la JCE respondía a una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que condenó al político independentista a 18 meses fuera de su cargo por negarse a retirar de varios de esos inmuebles los mensajes de apoyo a los independentistas catalanes condenados y encarcelados por el intento secesionista ilegal de 2017.

EFE/SPLL

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Recientes

Publicidad

Relacionados

Publicidad
Publicidad