20.9 C
Caracas
domingo, febrero 25, 2024

Al menos 19 personas murieron en Chile por varios incendios forestales simultáneos

(Santiago de Chile, 3 de febrero de 2024 – EFE / MundoUR).- Al menos 19 personas murieron en múltiples incendios registrados de manera simultánea la noche del viernes en la región de Valparaíso, a 100 kilómetros al este de Santiago de Chile, y no se descarta que el número de víctimas vaya aumentando con las horas, informaron el sábado las autoridades chilenas.

«El reporte de víctimas fatales es muy provisorio. Las víctimas fatales que tenemos confirmadas son todas del mismo sector, Villa Independencia, en el sector Achupallas (…) Hasta el momento son 19 personas fallecidas, de las cuales hay 15 identificadas», dijo en rueda de prensa la ministra del Interior, Carolina Tohá.

Tohá indicó que se tienen «reportes en otros lugares donde hay indicios de que puede haber más personas fallecidas, pero no hay confirmación en terreno».

El fuego, que aún no está controlado, ha destruido por el momento un millar de viviendas en distintas localidades de la región, donde el presidente Gabriel Boric decretó el estado de excepción por catástrofe para poder movilizar los recursos necesarios para enfrentar la emergencia.

«Dispondremos de todos los recursos técnicos y humanos para combatir los incendios forestales porque la prioridad siempre es la seguridad de las familias. ¡No los dejaremos solos!», publicó en su cuenta de X el mandatario, quien sobrevolará la zona a mediodía del sábado.

Las autoridades decretaron un toque de queda para este sábado desde las 08:00 (11:00 GMT) hora local hasta el mediodía en varias localidades de la región para agilizar la llegada de servicios de emergencia y evitar desplazamientos innecesarios, una medida que «ha servido» y podría repetirse durante la noche, informó Tohá.

«Entre el día de ayer y de hoy hemos pasado de 30.000 a 43.000 hectáreas incendiadas», apuntó la ministra, que no descartó que varios de los focos fueran intencionados y reconoció estar especialmente preocupada por los fuegos de Las Tablas, con al menos 6.800 hectáreas quemadas, y Lo Moscoso, con 1.150 hectáreas.

*Lea también: Funcionario de Chile visita Venezuela para avanzar en acuerdos contra el crimen organizado

«El fuego se tomó casa por casa», agregó.

Entre los sectores urbanos más afectados se encuentran las localidades de Quilpué y Villa Alemana, así como El Olivar, Achupallas o Canal de Chacao, ubicados en cerros densamente poblados que rodean la ciudad costera de Viña del Mar.

«Fue un desastre, gente llorando, gente arrancando (huyendo). La ola de fuego partió desde el cerro y empezó a tomar casa por casa y llegó un momento que era incontralable», dijo a EFE Héctor Liguri, vecino de 47 años de Achupallas, sector donde se han confirmado las 19 muertes.

En El Olivar, otro sector villamarino muy afectado por la llamas, «se vivieron momentos de angustia y desesperación», aseguró Karina Aljaro, de 39 años: «El esfuerzo de una vida se ha destruido en un segundo. Es terrible», se lamentó la vecina.

«Llegamos a las 10 de la noche y esto era un infierno. La casa del abuelo de mi hija se estaba quemando entera», apuntó Ricardo, otro vecino de El Olivar.

Los incendios coinciden con una de las olas de calor más intensas de los últimos años, con temperaturas que han rozado los 38 grados en la zona central.

«Estamos frente a una situación compleja y crítica», reconoció el gobernador regional, Rodrigo Mundaca.

El director nacional de Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred), Álvaro Hormázabal, advirtió que «las condiciones van a ser muy similares a las de ayer y es posible que a mediodía se levanten de nuevo las llamas porque se esperan fuertes rachas de viento».

Chile vivió el año pasado la ola de incendios más mortífera de su historia, que dejó 27 personas fallecidas y miles de viviendas destruidas en regiones del centro-sur del país, como La Araucanía, Biobío y Ñuble.

Aunque Chile ha vivido uno de los inviernos más lluviosos de los últimos 15 años, los especialistas llevan meses alertando de que la sequía no se ha erradicado y de que existe una gran probabilidad de que se desarrolle vegetación fina y muerta en la zona centro-sur de fácil combustión.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Recientes

Relacionados

Publicidad